Nuevo hoy: 306 | Vendido: 661
c
k

Suffolk comprar y vender

También conocido como Sorreal de Suffolk y Suffolk Punch, esta raza de caballos procede de Inglaterra, más concretamente de los condados del este. De hecho, se considera el más antiguo de sus ejemplares el de East Anglia. Comprar un caballo Suffolk es sinónimo de adquirir un equino perfecto para el tiro y las labores de la granja por su fortaleza, resistencia y longevidad.

Sus orígenes se remontan al siglo XVI. Posteriormente, fue cruzado con otras razas como la Norfolk Trotter, la Cob y la Pura Sangre para aumentar su estatura y constitución. Desde 1877 existe en Gran Bretaña la Suffolk Horse Society con el objeto de preservar y promover esta raza equina.

Leer mas b
0 resultados
Suffolk
H
Guardar


Nunca más te pierdas caballos anunciados!
Con tu petición de búsqueda personalizada por correo electrónico te informamos frequentemente sobre nuevos caballos anunciados que corresponden a tus criterios de búsqueda.
H
Ordenar por
Fecha descendente b
eFecha descendentebFecha ascendenteePrecio ascendentebPrecio descendenteeRaza ascendentebRaza descendenteeEdad ascendentebEdad descendenteeAlzada ascendentebAlzada descendente
s ¿Nada encontrado? ¡Guardar búsqueda ahora!
Guarda la búsqueda y te enviaremos un correo electrónico tan pronto como encontramos algo para ti.
Guardar
H



Suffolk (0)

Selección múltiple
Seguir limitando búsqueda

Características y carácter del Suffolk

Los Suffolk son caballos que maduran con prontitud y que alcanzan edades avanzadas. Además, necesitan menos alimentación que otras razas similares en tamaño y destino.

Tamaño

Esta raza de caballos alcanza una altura de cruz de unos 165 centímetros, si bien hay ejemplares que llegan hasta los 178. Respecto a su peso, el de un caballo adulto se sitúa entre los 900 y los 1000 kilos. Estos ejemplares, asimismo, tienden a ser más bajos que otras razas de caballos de tiro, pero también son más robustos.

Apariencia

Los Suffolk tienen una espalda baja y ello, unido a unas buenas medidas óseas, les proporciona mucha potencia para la tracción. Por su parte, los hombros están bien marcados y destacan por sus músculos. El lomo es corto y ancho y sus cuartos traseros también son voluminosos y robustos. En cuanto a las patas, son igualmente cortas y fuertes, dotadas de anchas articulaciones y de cascos bien conformados.

Hace décadas se criticaba a estos equinos porque sus pies eran pequeños y sus pezuñas débiles en proporción a su masa corporal. Sin embargo, esto se corrigió ya hace tiempo y actualmente se califica a la raza como excelente en cuanto a su conformación podal.

El cuello del Suffolk es arqueado y la cabeza grande, con orejas cortas en proporción y frente amplia. Todo esto confiere a la testuz un perfil convexo o recto y al caballo, en general, una apariencia fuerte.

Otras particularidades externas

Estos equinos presentan casi en exclusiva color alazán. No obstante, sus criadores distinguen varias tonalidades dentro de ese color. Así, hablan de mate oscuro, chocolate oscuro, rojo o brillante. En todo caso, la única variación cromática que puede aparecer es la blanca en pequeñas porciones de la cara y en la parte inferior de las patas. Por otro lado, los Suffolk presentan un aire de marcha enérgico, sobre todo cuando trotan. Y, en ocasiones, exhiben una abundante crin en el cuello.

Temperamento

Los caballos de la raza Suffolk tienen un temperamento tranquilo y dócil que los hace perfectos para las labores de la granja y también para el tiro. De hecho, son capaces de trabajar durante muchas horas sin protestar ni cansarse. Su buen carácter, además, los vuelve muy útiles para enseñar a montar, especialmente a los niños.

¿Qué es típico de la raza Suffolk?

Si algo caracteriza a esta raza de caballos es su resistencia al trabajo. De hecho, fue creada por los granjeros ingleses para que les ayudara en sus tareas agrícolas. Pero esa misma fortaleza ha propiciado que también se emplease como caballo de tiro con fines civiles, es decir, para arrastrar vehículos y vagones comerciales. Y también militares, para transportar la impedimenta y el armamento pesado.

Otro rasgo típico de los caballos Suffolk es su utilidad para los cruces. Por ejemplo, se han cruzado Suffolk con razas de competición de saltos para dotar a estas de fortaleza y resistencia. En este sentido, además, ejercieron un destacado papel en la aparición del caballo de Jutlandia y hoy se encuentran extendidos por todo el mundo.

Diferencia del Suffolk con otros tipos caballos

El Suffolk es más bajo pero también más robusto que otros tipos de caballos de trabajo y de tiro. Esto se debe a que fue desarrollado justamente para las labores del campo y no para el transporte.

Asimismo, precisa menos alimentación que otras razas, madura antes que ellas y tiende a ser más longevo. Además, a diferencia de otras razas, los Suffolk presentan casi en exclusiva un solo color de capa: el alazán. Por último y pese a los cruces que ha sufrido, ha conservado mejor el fenotipo que otras variantes de caballos.

Pertenencia de la raza Suffolk

Este tipo de equinos se engloba dentro de los denominados caballos pesados o de tiro. De hecho, son considerados los más pesados de todos los autóctonos de las islas británicas. Conviene resaltar que en la distinción que suelen hacer los criadores entre caballos de sangre fría y de sangre caliente, el Suffolk pertenece a los primeros. Estos se caracterizan, justamente, por su temperamento dócil y su fortaleza para el trabajo.

En ehorses disponemos, para vender, de caballos Suffolk de todas las edades y preparados para el trabajo diario o para ser cruzados con otras razas.

i