Hoy nuevo: 199 | Vendido: 157
c
k
Image Gelderlander comprar y vender

Gelderlander comprar y vender

Según el Royal Warmblood Studbook de la KWPN, el Gelderlander, o Gelderland, es uno de los caballos más elegantes, saludables y longevos del mundo. En sus inicios, eran demandados para la conducción de carruajes, pero hoy se utilizan en otras disciplinas, como saltos de exhibición y competiciones de enganche. Su trote eficiente y carácter amable los convierte en una opción de compra fantástica para aficionados y profesionales.

Leer mas b
2 resultados
Gelderlander
H


Nunca más te pierdas caballos anunciados!
Con tu petición de búsqueda personalizada por correo electrónico te informamos frequentemente sobre nuevos caballos anunciados que corresponden a tus criterios de búsqueda.
H
Ordenar por
Fecha descendente b
eFecha descendentebFecha ascendenteePrecio ascendentebPrecio descendenteeRaza ascendentebRaza descendenteeEdad ascendentebEdad descendenteeAlzada ascendentebAlzada descendente
Anuncios estándar
Gelderlander, Yegua, 8 años, 155 cm, Alazán
P: TOEVALLIG
Doma clásica
DE-77694
Kehl
Categoría de precio C
5.000 - 10.000 €
Recordar anuncio
Gelderlander, Caballo castrado, 15 años, 165 cm, Castaño Ocio
DE-53773
Hennef (Sieg)
Negociable 2.800 €
Recordar anuncio
H



1.
2.
3.
Sangre templada (2)

Selección múltiple
Alemania (2)

Selección múltiple
noble al transportar (1)

Experiencia en competición (1)

noble al herrero (1)

incluidos los pasaportes (1)

Vendedor básico (2)

Seguir limitando búsqueda
ocultar caballos de subastas (2)

Uso y características del Gelderlander

Los Gelderland son estilizados, fuertes e imponentes. Como todo caballo de sangre caliente, tienen un temperamento noble y dócil. Aprenden muy rápido y conectan casi al instante con cualquier jinete o amazona. Aunque no son tan veloces como otros especímenes, son excelentes en saltos y mantienen un trote alto con pasos refinados. Sus talentos e inteligencia han sido la combinación perfecta para aumentar la venta de estos ejemplares en el mundo, en especial para saltos de exhibición, competiciones de trote y la equitación de ocio.

Origen e historia de la cría del Gelderlander

La cría, venta y compra del Gelderland comenzó en la provincia homónima de los Países Bajos. Si bien no se tienen datos exactos de su primera aparición, sí se sabe que eran usados, principalmente, en la conducción de carruajes y, en ocasiones, en trabajos de campo. A partir del siglo XIX, se comenzó a refinar la raza a través del cruce con otros animales, como el Purasangre, el Hackney y el Frisón. Esto permitió resaltar sus atributos y capacidades atléticas. En el año 1969, la raza fue registrada en los archivos de los caballos de sangre caliente del Royal Warmblood Studbook (KWPN) y pasó a ser reconocida, en conjunto con la Groninger, como una de las precursoras del caballo holandés. Su venta ha ido elevándose en los últimos tiempos, pero lo cierto es que la población mundial de caballos Gelderland es muy reducida.

Entre los caballos más famosos de esta raza destacan: Gondelier (campeón en saltos en el año 1972) y Zooloog, participante en los Juegos Panamericanos en 1991.

Gelderlander: caballos en saltos y enganche

El Gelderland supone una compra perfecta para principiantes, aficionados y expertos. Sus características físicas, temperamento e inteligencia permiten que se desenvuelva con soltura en distintas competiciones ecuestres, especialmente en saltos de obstáculos y enganche de doma o maratón. Por su fuerza, docilidad y longevidad también ha sido empleado en el trabajo de campo ligero y en la equitación de ocio. Y es que hay registros que confirman que algunos ejemplares se mantienen activos incluso después de los 20 años de edad.

Los saltos del Gelderland son una obra de arte. De hecho, en el año 1972 un caballo de esta raza ganó un campeonato en Países Bajos realizando un salto de 2,21 metros.

Características físicas del caballo Gelderland

Los Gelderland tienen una alzada que va desde los 1,55 m y los 1,65 m, aproximadamente. Su cuerpo es atlético y muy refinado. Poseen una cola alta y patas bien articuladas, aunque un poco cortas. Sus robustas pezuñas le facilitan el trote y funcionan como amortiguadores en cada salto. El cuello de los Gelderland es largo, bien formado y musculoso, y le otorga un porte altivo. Su mirada es muy expresiva, lo cual se interpreta como signo de su inteligencia. Normalmente, son caballos de pelaje castaño, pero también los hay en negro, bayo y gris; casi siempre con marcas blancas tanto en la cabeza como en las patas. También hay caballos Gelderland pintos, pero son sumamente escasos.

ehorses cuenta con una colección variada de sementales y yeguas Gelderland, con y sin entrenamiento, para la compra o venta, incluso para aficionados.

i