Nuevo hoy: 282 | Vendido: 203
c
k
Image Falabella comprar y vender

Falabella comprar y vender

Los caballos Falabella conforman una raza equina realmente solicitada al pertenecer a los codiciados "caballos miniatura", de menor tamaño que los ponis. Se trata, por tanto, del fruto del cruce intencionado entre diferentes razas "pequeñas", como el poni de las Shetland, el Purasangre o las razas criollas. Asimismo, dado que se creó en Argentina por la familia Falabella, adoptó dicho nombre. Esta raza resulta ideal tanto para comprar como para vender, pues habitualmente actúa como mascota familiar, en particular de los más pequeños.

Leer mas b
0 resultados
Falabella
H
Guardar


Nunca más te pierdas caballos anunciados!
Con tu petición de búsqueda personalizada por correo electrónico te informamos frequentemente sobre nuevos caballos anunciados que corresponden a tus criterios de búsqueda.
H
Ordenar por
Fecha descendente b
eFecha descendentebFecha ascendenteePrecio ascendentebPrecio descendenteeRaza ascendentebRaza descendenteeEdad ascendentebEdad descendenteeAlzada ascendentebAlzada descendente
s ¿Nada encontrado? ¡Guardar búsqueda ahora!
Guarda la búsqueda y te enviaremos un correo electrónico tan pronto como encontramos algo para ti.
Guardar
H



1.
2.
3.
Seguir limitando búsqueda

Características y carácter del Falabella

Sus orígenes se remontan al siglo XIX, aunque el Falabella estuvo muy de moda a mediados del siglo XX. Con una altura media de 75 centímetros y un peso de 75 kilogramos, es uno de los caballos más pequeños a nivel mundial. No obstante, debe señalarse que no admite la monta, ya que no aguantaría el peso, por lo que se utiliza para el acompañamiento a pie, el entrenamiento con cuerda o los enganches. Principalmente, como animal de compañía, se emplea mucho en sesiones de equinoterapia, al ser un animal tranquilo y dócil.

Tamaño

Aunque su talla media ronda los 75 centímetros, los hay también de 70 u 80 centímetros, aunque los especialmente buscados son aquellos con una altura inferior a 70 centímetros. El peso también varía entre los 70 y los 80 kilos. Por su parte, al nacer, vienen al mundo con un peso de entre 10 y 15 kilos. La cabeza, por su parte, se presenta bien proporcionada con respecto al resto del cuerpo. Las orejas las tiene pequeñas y separadas, mientras que sus ojos son realmente afables. Su perfil, en general, es rectilíneo; y los ollares, abiertos y pequeños.

Apariencia

La cola del Falabella es larga, mientras que el dorso se presenta siempre bien formado, con un área trasera débil. De crines abundantes, el Falabella no posee pelos largos en las cuartillas. Pero, sobre todo, a un Falabella se lo reconoce por su característica apariencia armoniosa. Aquellos más solicitados son los que recuerdan a purasangres en miniatura.

Con respecto a su color, exhiben por norma general capas negras y castañas; de vez en cuando, con formas pías. En un principio, el propio criador Julio Falabella se centró en conseguir una raza con capas de tipo leopardo.

Otras cualidades externas

El ancestro común de los Falabella fue un semental Alazán llamado Napoleón I, así como Jaucinto, de 1968. Los Falabella se caracterizan ante todo por su talla estándar, la cual se obtiene sin un gran trabajo de selección. La Falabella Miniature Horse Association es la encargada de la inscripción de los ejemplares americanos, en concreto los procedentes de la cabaña argentina. En la actualidad, l raza se encuentra protegida y cada ejemplar va acompañado de su hoja de registro. Por desgracia, esta raza tiende a desarrollar artrosis o enanismo.

Temperamento

Los Falabella son realmente tranquilos y dóciles. Pero destaca, de forma considerable, su gran fuerza, a pesar de su escaso tamaño. De este modo, necesita de su propio espacio para poder ejercitarse (como cualquier otro caballo de talla normal), por lo que se requiere del cuidador un mínimo de conocimientos ecuestres.

También necesita un box en un establo, una pista de ejercicios y un lugar cubierto. Además, reacciona con gran resistencia ante las adversidades meteorológicas y puede llegar a vivir hasta los 45 o 50 años.

¿Qué es típico de la raza Falabella?

Los Falabella se han caracterizado por su uso como animal de compañía, de modo que es frecuente un cuidado especial. Por el contrario, muchos profesionales se oponen a tales acciones y siempre abogan por su pleno ejercicio en campo abierto y los cuidados propios dentro de un establo. No obstante, por su singular apego a la gente, también es empleado con niños y personas con algún tipo de discapacidad comunicativa. En los setenta, también fueron utilizados como animales de carga.

Diferencias del Falabella con otros tipos de caballos

En relación con otros caballos de estatura pequeña, los Falabella sobresalen por su homogeneidad, en particular con respecto al tamaño. Asimismo, como caballo miniatura, se diferencian de los ponis al uso por su increíble parecido con otras razas de tamaño grande y por su físico bien proporcionado. Así, tanto la cabeza como las orejas son pequeñas, a diferencia de un simple poni. Los huesos son también finos; y el abdomen, recogido. Por lo demás, disponen de buena elevación y de un tranco amplio.

La raza Falabella y sus particularidades

Esta raza se asocia, sin lugar a dudas, a la categoría de caballos miniatura. No obstante, debido a su dispersión y diferentes usos, la raza se encuentra actualmente en peligro. Así, en ehorses podrá encontrar ejemplares Falabella, tanto sementales como yeguas, ideales para seguir propagando la raza. Esta, en sí, procede de Argentina y se cree que los propios indígenas pampas ya poseían caballos de tales características. Actualmente, son producto de una cría selectiva con caballos ingleses, belgas u holandeses.

i